Atrás

El Ayuntamiento de Avilés colaborará para conseguir reciclar la mitad de los residuos en 2020

El Ayuntamiento de Avilés colaborará para conseguir reciclar la mitad de los residuos en 2020

La alcaldesa Mariví Monteserín considera "ineludible" el Plan de Residuos de Asturias

El Ayuntamiento de Avilés intensificará sus esfuerzos para que la ciudad mejore su tasa de recogida selectiva y consiga reciclar la mitad de residuos en 2020, tal y como obliga la Unión Europea. La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, calificó de "ineludible" el Plan Estratégico de Residuos del Principado de Asturias 2017-2024, tanto su contenido como los procesos que recoge el documento para el tratamiento de la denominada fracción resto, es decir, de los desechos no reciclables que se depositan en la bolsa de basura negra.

El Plan Regional de Residuos es ineludible El Plan Regional de Residuos es ineludible

 

 

Estos procesos combinan la intensificación de la recogida selectiva, la construcción de una nueva planta de separación, y la generación y aprovechamiento de combustible sólido recuperado. " No podemos olvidar que tenemos una exigencia y un plazo que debemos cumplir: en 2020 tenemos que conseguir clasificar la mitad de los residuos que producimos y estamos muy lejos de ese porcentaje. Como administración más cercana a la ciudadanía queremos contribuir a conseguir este objetivo y promover la implicación ciudadana", explicó.

 

La edil avilesina considera que incrementar las tasas de reciclaje "es nuestro principal reto y la tarea en la que debemos esforzarnos al máximo de manera corresponsable ciudadanos y administraciones: tenemos una responsabilidad tanto individual como colectiva". Aumentar el porcentaje de los residuos que clasificamos y depositamos en los diferentes contenedores y en los puntos limpios "nos permitirá paliar el coste por tonelada del denominado resto común que los ayuntamientos pagamos al consorcio público COGERSA para el tratamiento de estos residuos en sus instalaciones".

 

Monteserín recordó que la basura que se deposita en los contenedores de reciclaje no tiene ningún coste ni para los ayuntamientos ni para los vecinos, "con lo que cuantos más residuos depositemos en ellos y menos en los contenedores verdes para basura sin clasificar, menor repercusión tendrá en nuestro recibo de basura".

 

De esta manera, el incremento de la recogida selectiva de residuos "no sólo tiene un interés medioambiental indiscutible, sino que también tiene un interés económico puesto que incide directamente tanto en las arcas municipales como en nuestros bolsillos como ciudadanos: cuanto más reciclemos menos pagaremos por el tratamiento de la basura que generamos en nuestros hogares y establecimientos comerciales".

 

En este sentido, Monteserín anunció que el Ayuntamiento lanzará en octubre una campaña de concienciación con el objetivo principal de conseguir incrementar la cantidad de residuos que avilesinos y avilesinas clasificamos en nuestros hogares y depositamos en los contenedores de reciclaje. Esta campaña ha sido elaborada en colaboración con Urbaser, empresa adjudicataria del servicio de recogida de basura en la ciudad.

 

Respecto a las críticas de los grupos parlamentarios al contenido del Plan, la alcaldesa lamentó su espíritu "en absoluto constructivo". En su opinión, "decir no a todo no resuelve el problema. Nos corresponde a los representantes de los ciudadanos hacer pedagogía y contribuir a ser parte de la solución porque los residuos son un problema de todos y su correcta gestión (reducción, reutilización y reciclaje) es la base del desarrollo sostenible, además de una obligación legal".

 

 

 

 

Imprimir