Plan Municipal sobre Drogas

Descripción general y Ámbito familiar

Descripción general

Contacto
Plan Municipal sobre Drogas de Avilés
Oficinas del PMSD
C/ Galiana, 11.
Teléfono: 985 51 04 58

Ámbito familiar

Grupo de padres - madres de toxicómanos a tratamiento

Intervención desarrollada en colaboración con los Servicios de Salud Mental del Área Sanitaria III y destinada a prevenir los comportamientos de riesgo en los hijos de estos pacientes mediante el refuerzo de habilidades parentales.

Se trabajó con 10 personas en sesiones grupales de 2 horas de duración y periodicidad semanal desde noviembre de 2002 hasta marzo de 2003.

Realizada la evaluación del trabajo grupal con este colectivo se evidencia la necesidad de un abordaje terapéutico integral de los padres - pacientes como algo previo o paralelo a las sesiones grupales de refuerzo de la parentalidad. 

Menores acogidos

En el estudio sobre hijos de toxicómanos realizado en 2002 se observó que una buena parte de los mismos estaban en situación de acogimiento en familia extensa, y que una considerable parte de los menores en esta modalidad de acogimiento eran hijos de toxicómanos.

En colaboración con el Equipo de Infancia del Centro Municipal de Servicios Sociales se trabaja durante este año una intervención de apoyo a familiares acogedores que en formato de grupo permita afrontar las dificultades que el acogimiento conlleva. La previsión de inicio de la intervención es para principios del año 2004. 

Preparando un futuro libre de drogas

Programa formativo dirigido a padres/madres de niños entre 10 y 11 años traducido y adaptado durante el año 2002, realizándose una experiencia piloto para su ajuste definitivo con dos grupos de padres y madres de alumnos de 5º y 6º de colegio Quirinal que trabajaron durante 5 sesiones de 2 horas.

La valoración que el grupo hace de este curso es muy positiva, por lo que durante el inicio del curso 2003 - 2004 se hace la oferta a todos los colegios de primaria del municipio, recibiéndose 50 inscripciones para los cursos que se impartirán previsiblemente a lo largo del 2004.

Atención individualizada

Durante este año se han atendido 7 demandas de información, orientación apoyo por parte de madres y padres preocupados por consumos de drogas y otros comportamientos de riesgo en sus hijos adolescentes o jóvenes, que han dado lugar a una relación de apoyo periódica con cinco de estas familias. 

Todas ellas se caracterizan por sospechas o certezas de consumos de sustancias y dificultades de relación familiar unidas a la presencia de agresividad verbal o física en el hogar, y quejas por mal comportamiento en las aulas y bajo rendimiento académico. 

Hable claro a sus hijos de las drogas

En la actualidad, nuestros hijos pueden estar expuestos a las drogas desde muy temprana edad. Nos referimos a las drogas que son ilegales o legales (alcohol y tabaco), no a los medicamentos recetados por su médico. Por ejemplo, en 1999 casi uno de cada tres jóvenes había probado algún tipo de droga ilegal. El uso de drogas afecta por igual a los chicos y a las chicas. 

El abuso de drogas es un comportamiento que se puede prevenir. Sin embargo, los efectos prolongados de las drogas en el cerebro pueden llevar a la drogadicción, la cual es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro. Para cualquier adicto a las drogas, la necesidad compulsiva de consumir drogas puede ser irresistible, y esto -sin lugar a dudas- afectará todos los aspectos de su vida y de su familia.

El uso de drogas puede tener serias consecuencias para el futuro de un/una joven o adulto, porque las drogas pueden alterar la manera en que funciona el cerebro. El abuso de drogas puede impedir que sus hijos/as rindan bien escolarmente y puede dificultar su capacidad para encontrar y mantener un empleo, aún después de haber finalizado sus estudios.
 
Las investigaciones científicas han demostrado que la comunicación con los hijos es una manera eficaz de prevenir que utilicen las drogas. Nunca es demasiado temprano o demasiado tarde para hablar sobre los riesgos asociados con el abuso de drogas. 

Aún cuando no deseáramos que fuese así, nuestros hijos e hijas pueden tener acceso a drogas en muchos lugares. Aunque sea difícil, es muy importante que usted hable con sus hijos sobre las consecuencias del uso de drogas, y le urge hacerlo si usted sospecha que están usándolas. 

Usted conoce a sus hijos mejor que nadie. La mayoría de los padres desarrollan un sexto sentido sobre sus hijos que les ayuda a intuir los más pequeños cambios en ellos. Pueden existir muchas causas sobre los cambios que usted observe, pero en general, los muchachos que usan o experimentan con drogas pueden mostrar alteraciones en:

  • El rendimiento escolar: obteniendo malas calificaciones, faltando a clases, o desarrollando mal comportamiento.
  • El interés en actividades: perdiendo interés en sus pasatiempos habituales, deportes o actividades favoritas.
  • Las rutinas cotidianas: comiendo demasiado o dejando de comer, durmiendo demasiado o dejando de dormir.
  • La selección de amigos: cambiando de amigos, o juntándose con gente que se sabe que utilizan drogas.
  • Su personalidad: teniendo mal humor, nerviosismo, agresividad o una rebeldía persistente.
  • El comportamiento: cerrando con llave su dormitorio, cajones, o mesillas de noche.

Recuerde que nadie conoce a sus hijos mejor que usted. Es importante que comparta con sus hijos la información sobre los riesgos comprobados de las drogas a la salud.

  • Escuche a sus hijos. Hágales saber que le pueden hablar de todo y que usted está dispuesto a escucharles, aún cuando lo que tengan que decirle sea difícil escucharlo.
  • Hábleles claro y a menudo. Explíqueles por qué el consumo de las drogas no es saludable.
  • No se olvide de mencionar que las drogas pueden afectar el rendimiento en sus actividades preferidas como el baile, fútbol y otros deportes.

Existen lugares a los que puede tener acceso para mayor información o asistencia. A continuación le ofrecemos algunos de los lugares en los que usted puede pedir consejo y asesoramiento, como son los centros de enseñanza, en los que los orientadores y los tutores escolares de su hijo pueden orientarle, los centros de salud, donde el médico de familia o el profesional de enfermería son profesionales de la salud capacitados para informarle y las unidades de trabajo social (UTS), que conocen los recursos de tratamiento y prevención existentes.

Unidades de Trabajo Social en Avilés:
U.T.S. 1. Santa Rita, 28
Teléfono: 985 51 65 51
U.T.S. 2. Sabino Álvarez Gendín, 26
Teléfono: 985 51 03 23
U.T.S. 3. Avenida de Gijón, 3
Teléfono: 985 12 92 50
U.T.S. 4. Avenida de Alemania, 20
Teléfono: 985 52 09 15