Atrás

El Centro Municipal de Arte y Exposiciones acoge los mejores grabados surrealistas de Roland Topor

El Centro Municipal de Arte y Exposiciones acoge los mejores grabados surrealistas de Roland Topor

Desde mañana hasta el 1 de marzo de 18 a 21 horas se podrán contemplar 51 obras en el CMAE

La exposición El arte fantástico de Roland Topor ha pasado con gran éxito de público por las principales ciudades de España. Se trata de uno de los artistas más personales y polivalentes del arte francés de la segunda mitad del siglo XX

Cartel anunciador de la exposición Cartel anunciador de la exposición

El Centro Municipal de Arte y Exposiciones acoge desde mañana una exposición de grabados de Roland Topor (Paris, 1938-1997) de quien los expertos dicen que es el dibujante más plagiado del mundo entero. Se trata de uno de los artistas más personales y polivalentes del arte francés de la segunda mitad del siglo XX. Hacía de todo, dibujaba, escribía, también cine, televisión, letrista de canciones si bien cosechaba calificativos de genio como dibujante y grabador, campo en el que inició su andadura profesional en publicaciones satíricas francesas de finales de los años 50 como BizarreHarakiri, etc.

La muestra que se expone en Avilés y que se inaugura mañana a las 7 de la tarde consta de 51 grabados en los que la materia prima para la imaginación inconmensurable del autor es la provocación. Una "esvástica cabaretera" realizada con piernas de mujeres o unas extremidades que se alejan de su cuerpo, cuerpos sin cabeza, mujeres gigantes y hombres enanos, un cazador devorado por su perro son algunas de las imágenes recreadas por la imaginación de este artista que bajo el título "El arte fantástico de Roland Topor" se pueden ver en la sala del CMAE. Esta exposición, que recalará en la ciudad hasta el 1 de marzo, ha pasado con gran éxito de público y seguimiento de los medios, por la principales ciudades de España y Europa.

En sus grabados, llenos de imaginación surrealista, se rinde homenaje a sus artistas predilectos, entre ellos pintores, dibujantes y grabadores tan notables como Goya, Delacroix, Brueghel o Dalí.  El espíritu festivo también se encuentra presente en toda la obra de Topor por lo que el visitante que disfrute de sus grabados seguro que esboza más de una sonrisa aunque el tema de la litografía en cuestión sea más bien trágico o sangriento.

De manera general, se tilda el trabajo de Roland Topor como de obra surrealista y, en gran medida, dicho apelativo es correcto. Sus imágenes, como las surrealistas, evocan principios primarios del subconsciente como el impulso de muerte y el impulso de sexo que definió Freud y que los surrealistas evocaron en su trabajo con el objetivo de remover la conciencia del espectador.

Topor conoce a André Breton e intenta entrar en el movimiento surrealista pero se desencanta con rapidez dado que había perdido su potencia original y se encontraba restringido por un importante número de normas con las que él no comulgaba. Como reacción a dicho desencanto, en 1962 funda junto a sus amigos Fernando Arrabal, Alejandro Jodorowski, Jacques Sternberg y Olivier O. Olivier el hoy famosísimo “Grupo Pánico”, heredero de la imaginación y talento del grupo surrealista y el Dadá y, sin duda, el movimiento artístico más importante francés de segunda mitad del siglo XX que servirá de base a toda la cultura underground francesa y se convertirá en un auténtico revulsivo de la intelectualidad de la época, vinculándose de manera directa con el Mayo del 68 francés a través de textos e ilustraciones en los periódicos revolucionarios de la época.

Roland Topor también desarrolló un trabajo literario paralelo al gráfico publicando en revistas de la época sus primeros relatos de fantasía muy secundado por los lectores. También se dedicó al cine, llegando a colaborar con Federico Fellini donde en la película Casanova se ocupó de la dirección artística.

 Además, posee una dilatada carrera como cartelista cinematográfico. Su éxito como cartelista le permite trabajar en todo tipo de eventos, desde multitudinarios como el mundial de futbol de España del año 1982 para el que realiza un cartel, como diferentes carteles para teatro, portadas de discos u organizaciones como Amnistía Internacional, para la que realiza un cartel en contra de la pena de muerte, la Exposición Universal de Sevilla 92 para la que realiza el cartel del pabellón de Polonia, o el ministerio de Sanidad Francés que le encarga una imagen para una campaña de prevención del SIDA.

La exposición está comisariada por Asier Mensuro, historiador del arte y el cine, comisario de exposiciones y escritor de ensayo sobre temas relacionados con la cultura contemporánea. La colección pertenece a Imaginarte Producciones SLU.

Imprimir

Próximos eventos