Fuente de los Caños de San Francisco

 
Información

Representa uno de los símbolos arquitectónicos más emblemáticos del casco histórico de Avilés. Su situación, entre el Palacio de Ferrera y la iglesia de San Nicolás de Bari, ayuda a realzar este original monumento del siglo XVII.   

      
A finales del siglo XVI comienzan las obras destinadas a canalizar la traída de aguas hacia Avilés, tomando como origen la zona alta, en los alrededores de La Villa, concretamente en el sitio conocido como Valparaíso. Anteriormente el agua bajaba libremente por cauces, lo que no resultaba muy higiénico y lo que es peor, era un peligroso foco de enfermedades, por tanto, se acomete la obra de canalizarla. La labor, que dura siete años, dio origen a fuentes públicas en la ciudad y es esta de San Francisco la que se conserva de aquel tiempo. La de los caños de Rivero es de construcción más tardía. La fuente de los Caños de San Francisco es un monumento singular. Consta de un frontal de la que surgen seis cabezas humanas que emanan el agua hacia un pilón rectangular que adopta forma ovalada en su centro. Por encima de tres de las cabezas figuran elementos heráldicos: en los laterales, dos escudos de Avilés y en el centro, el de armas del reino de Castilla. Los avilesinos estuvieron años sirviéndose del agua de estas fuentes para su uso doméstico. Antiguamente el pilón cumplía la función de abrevadero para el ganado.
 


Asset Publisher